Clima de cambio

Blog de Marcelo Mena, Subsecretaría del Medio Ambiente

Viernes 28 de marzo de 2014 planeta

Es hora de pensar en futuras generaciones

+Compartir

La Hora del Planeta es una actividad en la que a lo largo del mundo se apagan las luces de edificios y casas a lo largo del mundo. Lo celebra la WWF, y el Ministerio del Medio Ambiente lo apoya hace más de 5 años. En lo personal he sido embajador de la iniciativa desde el 2012. Además como especialista en eficiencia energética, tengo claro que la iluminación representa el 10% del consumo de una vivienda y el 14% de un edificio, y que el consumo eléctrico de las casas y edificios de Chile suman cerca del 30% de la demanda energética eléctrica. Un diría que cambiar las ampolletas o apagar las luces por una hora no es una forma efectiva de reducir las emisiones de CO2. La Hora del Planeta no es sobre ampolletas. Es sobre cómo podemos enfrentar decididamente el cambio climático.

Desde la última Hora del Planeta hemos avanzado mucho en temas de cambio climático. El Ministerio de Medio Ambiente termina un proceso participativo para estimar las reducciones potenciales de CO2 a lo largo de nuestros sectores económicos. Los resultados preliminares son alentadores: la inmensa mayoría de las medidas para enfrentar al cambio climático en Chile representan ahorros y no gastos. En efecto, enfrentar el cambio climático para un país que importa la mayoría de sus combustibles fósiles es una medida de eficiencia en el uso de recursos. Dentro de las mejores medidas para el sector residencial está exigir estándares mínimos de eficiencia en la iluminación.

En diciembre del 2013 se publicó un reglamento del Ministerio de Energía que prohíbe las ampolletas incandescentes de más de 75W a partir de diciembre, culminando con una prohibición total de las ampolletas incandescentes en diciembre 2015. Hoy una ampolleta incandescente cuesta barato, pero operarla es muy caro. A 100 pesos por kwh de energía, una ampolleta de 100W encendida 8 horas al día cuesta 2400 pesos al mes mantenerla encendida. Una ampolleta equivalente pero compacta fluorescente cuesta 480 pesos al mes prestar el mismo servicio. Al cabo de poco más de un mes, se recupera la inversión de $2500 que cuesta una ampolleta de 20W. Al año ese recambio de ahorra cerca de $9.000 pesos. Ahora una encuesta de la CDT (Corporación de Desarrollo Tecnológico de la Cámara Chilena de Construcción) mostró que cada casa usa 12 ampolletas en promedio y la mitad son de ahorros. Recambiar 6 ampolletas de 60W por una de 12W le genera un ahorro de $23.000 anuales a la vivienda. Cada ampolleta de 60W que se cambie reduce las emisiones de CO2 en el equivalente a 2 árboles. Este reglamento producirá el recambio de 35 millones de ampolletas a nivel nacional, lo que equivale a la reducción de CO2 anual de 70 millones de árboles, es decir plantar 35.000 hectáreas, 47 veces el área del Parque Metropolitano de Santiago.

ampolleta

También existen otras oportunidades de seguir “apagando ampolletas” o “plantando árboles”. El consumo energético de andar en auto es de 230g de CO2 por km. Una casa promedio en su consumo eléctrico genera alrededor de 100g por hora. Es decir por cada kilómetro que andamos en auto es el equivalente en emisiones un poco más de 2 horas de consumo eléctrico de TODA la casa. Y un traslado en auto al trabajo (20km) equivale a las emisiones de 24 horas de consumo eléctrico de la casa. En términos de ampolletas, si yo voy en bicicleta al trabajo reduzco el equivalente a apagar 110 ampolletas. De pasada evitarás $400 pesos por km. Entonces la invitación es a recambiar el resto de las ampolletas que queden en tu casa, para así ahorrar plata, reducir tu huella, y aliviarle el trabajo a los árboles que reducirían esas emisiones. O bien apaga cien ampolletas usando tu bicicleta en traslado al trabajo o universidad.

Nosotros como ministerio nos comprometemos además en instalar un sistema de autogeneración solar en nuestro edificio institucional, con un total de 60 paneles, generando 11.5kW, el equivalente a apagar 490 ampolletas para siempre, o bien el equivalente a 115 computadores que serán abastecidos de energía solar limpia generada en pleno centro de Santiago. Es la Hora del Planeta, es la hora de nuestra generación para pensar en las futuras generaciones. Y esa hora es este sábado 29 de 20:30 a 21:30 horas.

mena

+Compartir

+Contenidos relacionados

ampolleta Rodrigo Castro - 23.sep.2014

Nuevo paradigma

humala Alex Godoy - 4.ago.2014

El error peruano

Que-es-el-compostaje Pablo Allard - 28.jul.2014

Aprendiendo de La Pintana

contaminación Marcelo Mena - 13.may.2014

Estrategia de descontaminación

+Sé el primero en comentar