Copa América

Blog de Rodrigo Sepúlveda, Periodista deportivo.

Miércoles 5 de octubre de 2016 Pizzi

Pizzi: ¡un volante más por favor!

+Compartir

En cada taxi al que me subo en Ecuador noto pesimismo. Frases que se repiten: “Cuántos nos harán”, “ustedes ya ganaron”. Así están muchos. Expresiones exageradas para una selección que ganó 12 puntos de 12 posibles y que nunca ha caído con Chile en Quito por clasificatorias.

Hay rabia, decepción y mucha desconfianza con Facha (así lo apodan a Gustavo Quinteros). El quiebre es innegable, la selección hoy no va de la mano con el fanático.

A Ecuador la respeto mucho más que a las dos que nos hicieron caer en realidad en la fecha anterior, su fortaleza física y su explosión por los costados es tremenda cuando funciona. Cambió el “tri” pero su esencia no la borra. En la primera etapa volteaba a todos, en las tres zonas del campo su trabajo era perfecto. Ahora presenta un giro significativo, ese desvío está basado en la manera inocente de cómo están defendiendo. Tomé sus dos últimos encuentros y observé que los regalos son cuantiosos.

Contra Brasil (en Quito) el portero Domínguez salió a barrer a Gabriel Jesús y le regaló el penal a Neymar; en el segundo, el mismo delantero anotó de taco solo en área chica; y en el tercero, otra vez Jesús, recibió solo al borde del área y con un giro rápido sacó un remate sin ninguna marca. Contra Perú (en Lima) el central Achilier descaradamente levantó la mano y les donó un penal, el otro gol en contra se produjo por un puñetazo corto del portero Domínguez, que le cedió la opción de remate a Renato Tapia.

Esa es la realidad de nuestro competidor: potente, pero inseguro. Su mayor fortaleza está en los costados (no va Montero), en el juego aéreo (Caicedo, Mina, Erazo) y en la salida limpia de Noboa. Su gran debilidad: la ingenuidad defensiva.

Creo que es el momento para que Juan Antonio Pizzi saque un delantero y ponga un volante más. Sin Fuenzalida y Puch lo más recomendable sería fortalecer la mitad de Chile. Por las bandas hay que doblar la marca y anular la profundidad, sumado al cambio de frente que muestra Noboa. Chile debiera jugar con cuatro volantes, dejando a Sánchez con Vargas en punta.

¿Qué volantes? Puede ser Valdivia delante de Díaz, Aránguiz y Vidal. O Pedro Pablo Hernández como segundo volante defensivo junto a Díaz o más adelantado con Vidal. Es un partido clave con un rival directo, los detalles tácticos serán relevantes. No debemos forzar un tercer punta si hoy en la zona central tenemos mejores individualidades que sobre la banda. Mi eslogan hoy es: vestir el centro y sacar al puntero.

+Compartir

+Sé el primero en comentar